Esther Gómez ha hecho una gran ponencia sobre La Entrevista de Investigación. Técnicas Avanzadas para el Detective.

Y aquí, nos narra su experiencia:

La nueva edición del Congreso de Detectives Privados ha sido muy especial para mí. Este año, además de participar como ponente en las conferencias especializadas, he podido participar en la organización del evento y de todos los acontecimientos paralelos y eso me ha permitido seguir más de cerca todo el trabajo que lleva organizar un certamen de estas características.

Cuando estás al otro lado del evento, siendo únicamente conferenciante o asistente, sabes que un encuentro de este tipo es difícil de llevar a cabo pero te centras en tu asistencia y en todo lo que te atañe a ti y a tu paso por el congreso.

En el momento que estás vinculado a la organización del congreso todo se vive de otra manera. Se vuelve una experiencia más intensa, eres consciente de lo que ha costado conseguir una sede para el evento, sabes lo difícil que ha sido conseguir un lugar de renombre para la cena de gala, entiendes lo complejo que es montar un programa llamativo, estás orgulloso de las conferencias que se van a presentar, te invade una felicidad que no cabe en ti cuando ves que los asistentes disfrutan con las charlas, te sientes tranquilo cuando los imprevistos se solucionan con la mejor predisposición, y la satisfacción más plena te llena en el momento que te das cuenta que todo ha salido bien.

Una de las mejores emociones que he sentido al formar parte del congreso, por partida doble, es la confianza que eso ha transmitido a mi conferencia. El conocer todos los detalles del evento han hecho que yo fuera consciente de todos los recursos que podía dedicar a mi momento. Sentir que los organizadores son amigos que están ahí para ayudarte es el mejor comienzo, conocer la sala por haber dado otras conferencias, hace sentirte como en casa. Sabes el lugar donde debes estar en cada momento, te tranquiliza ser consciente de los ponentes que vienen antes y después, y te llena de orgullo poder compartir tus conocimientos con los asistentes y poder interrelacionarte con ellos.

Parece que el método con el que intento innovar, dar frescura y dinamismo a mis ponencias no ha pasado desapercibido estos años. Saber que con el paso del tiempo los asistentes aún se acuerdan de las emociones que desataron mis ponencias en ellos y del momento exacto en el que esa emoción les consolidó un recuerdo, me impresiona, me hace poner los pelos de punta y supongo que por eso, este año, gracias a ellos, a su disposición a sentir y a dejarse llevar por sus emociones, mi conferencia ha sido un éxito.

Compartir es de guapas/os: