Hace una semana se estrenó en Betevé el reportaje Sherlock Holmes, mestre de la deducció” en el que participé con una entrevista como detective para dar una visión científica y real de la ciencia de la deducción en el siglo XXI.

En el programa se abordaron varios temas: desde los juegos de escapismo (que están tan de moda), basados en la deducción para resolver los enigmas, pasando por Sherlock Holmes y su método deductivo, hasta llegar a los detectives profesionales y su método de investigación.

Pero, ¿hay algo de cierto en los métodos de Sherlock Holmes?

Durante mi participación abordamos el método de investigación que utilizamos en Perito.cat, que se podría asemejar al método deductivo de Sherlock Holmes, pero evolucionado, y adaptado a la realidad y a las investigaciones científicas de nuestros tiempos.

Esta herramienta es un protocolo de razonamiento a través de lo que se denomina perfilación indirecta. Mediante la observación de la persona, su comportamiento y su entorno, se recaba información para analizarla y emitir una hipótesis.

El protocolo se ha desarrollado basándose en investigaciones científicas contrastadas y llevadas a cabo por diferentes investigadores de grandes universidades de todo el mundo.

Es tan efectivo este método que en la actualidad se utiliza en la sección de análisis de conducta de la policía y de la guardia civil, así como por el FBI, la Europol y otras policías europeas e internacionales, por lo que se traslada al ámbito privado del detective mediante la observación de todos los canales expresivos que tiene el ser humano.

Por tanto, obtenemos información fijándonos en las emociones, que es un estado que expresamos provocado por los efectos producidos por un estímulo significativo; las expresiones faciales, que son las caras que ponemos según la emoción que estamos sintiendo; las posturas, que es un estado que adopta el cuerpo; los gestos, que son los movimientos que realiza el cuerpo; los espacios, que es apreciar la reacción ante los espacios y cómo se desenvuelve uno en ellos; las palabras, que es atender a la expresión verbal para valorar la congruencia; la escritura, que es valorar cómo se escribe y qué reflejan las grafías; y la apariencia, que es atender a la ropa que lleva una persona y lo que quiere transmitir con ella.

Generalmente conocida como comunicación no verbal, es una herramienta muy importante para saber hacia dónde dirigir una investigación, porque te da una guía para saber si una persona está ocultando información, si no quiere que sepas algo, o si desvía la atención hacia otro tema. Todo esto se combina y se contrasta para después hacer una deducción con una posible hipótesis y así determinar si necesitas continuar la investigación con otro método que nos lleve a una conclusión veraz, objetiva y que sirva como prueba para nuestro cliente en un juicio.

Contacte con nuestro departamento de detectives si se encuentra en la situación de esclarecer la honestidad de un comportamiento, la veracidad de una información, la credibilidad de un testigo; si tiene una reunión de negocios, una entrevista con un candidato para un alto cargo o una conversación con un implicado en un siniestro, consulte nuestras propuestas. Le ayudaremos a aclarar sus dudas.

Compartir es de guapas/os: