Hace unos días tuve el placer de conocer a un grupo maravilloso: el Circulo Holmes, es una asociación destinada a unir a personas con un interés en común, Sherlock Holmes.

Todo empezó a principios de 2016 cuando un amigo, para organizar la actividad del III Congreso de Detective propuso visitar una exposición sobre Sherlock Holmes y me presentó al Sr. Joan Proubasta.

Cómo si del propio John Watson se tratara, lleva más de 50 años llenando en estanterías y vitrinas con su completa colección de obras y objetos sobre el detective más famoso de la historia, Sherlock Holmes.

Siendo Presidente Honorífico del Circulo Holmes, me mostró su amabilidad, cortesía y generosidad, me abrió las páginas a un mundo nuevo, el corazón de Sherlock Holmes en Barcelona. Me dio la oportunidad a mí y a mis amigos de ver su colección completa antes de estar abierta al público, compartiendo todas sus historias y anécdotas que le han surgido en su larga trayectoria como coleccionista de detectives.

Me tendrías que haber visto, estaba como niña en un parque de atracciones, mirando a todos lados, con los ojos abiertos como platos queriéndome subir a todas las atracciones. Si, igual que yo, quieres disfrutar como un niño con la exposición completa, te informo que la inauguración será el día 2 de marzo de 2017 en la Biblioteca Arús de Barcelona, de forma permanente podrás visitar cuando quieras el compendio de lo que es la segunda colección más importante de Europa sobre Sherlock Holmes. Lo que vais a ver es la pasión que el Sr. Joan ha dedicado de una forma creativa a la profesión de detective privado, entregando todo el trabajo de una vida a la Biblioteca Arús y al interés público.

Después de colaborar con él, coincidir en varias ocasiones y forjar una amistad con quien considero mi Joan “Watson” particular, se puso en contacto conmigo Jaume Gabaldà, secretario del Circulo Holmes, para dirigirme su interés en que diera, a los amigos, de Holmes un taller sobre mi especialidad, la investigación y detección de mentiras.

1

Enseguida me sentí halagada, personas expertas en las investigaciones más insólitas de novela negra, seguidores del detective más famoso de la historia, discípulos de las enseñanzas que describe mediante el canon más coleccionado del mundo, se mostraban interesados en mi trabajo… así que por supuesto acepté el reto.

Desde el primer momento la predisposición y el entusiasmo de mis amigos, fue excelente. Por lo que mi objetivo era enseñar a detectar mentiras fundiendo la teoría de mis conocimientos, con las grandes enseñanzas de Holmes en la gran pantalla, de una forma amena, distendida, ilustrativa y divertida.

La jornada fue de lo más completa. Primero quedé con Jaume Gabaldà para mostrarme las instalaciones de la sede de Circulo Holmes, allí tuve el privilegio de conocer a Miguel Ojeda, el actual presidente de la asociación. Quedé alucinada con el local y toda la historia que guardan sus paredes.

2

Más tarde, en la inmejorable ubicación del centro de Barcelona, me invitaron a compartir con ellos una gran velada, donde conocí a muchos asociados del Círculo Holmes, con los que puede charlar, reír, intercambiar anécdotas y brindar con ellos.

Puedo confesar que nunca me había encontrado en una situación así, normalmente, cuando me invitan a dar una conferencia, siempre suelo dar el discurso al principio o cuando, dentro del evento, lo tienen establecido en el programa, después es cuando tengo la oportunidad de hablar y compartir sinergias con los asistentes en el ruegos y preguntas, en el networking posterior o en la recepción final, pero no suelo tener la posibilidad de conocer al aforo inicialmente, lo cual recomiendo apasionadamente.

Con esta forma de recibirme ya pude deducir que iba a encontrarme con personas muy cercanas y atentas, que iba a conocer a un círculo muy amigable, afectuoso y agradecido. Así puede hablar un poquito con cada uno de ellos, comprender sus inquietudes, su situación personal, sus motivaciones personales, y por supuesto, dejar que me conozcan más allá de mi conferencia y profesionalidad.

3

El taller transcurrió de la forma más participativa y entusiasmada que cabía esperar, con personas que tienen como pasión las historias de Sherlock Holmes, amantes de la investigación, la deducción y la intriga.

Se mostraron expectantes en mis aportaciones teóricas, interesados en mis anécdotas, participativos con las dinámicas grupales, agradecidos por incluir un ambiente Sherlockiano en todo el temario y sobretodo contentos por aprender a observar, para poder llevar a cabo la ciencia de la deducción desde un punto de vista científico, como procesa ya no Sherlock Holmes, sino su autor Sir Arthur Conan Doyle.

Es un privilegio dar conferencias sobre lo que realmente te apasiona. En mi caso, mi profesión, me hace feliz, personalmente son enriquecedoras para mí y me encanta poder adaptarlas a cada grupo.

Puedo decir que se han llevado un pedacito de mi corazón, por lo que no descarto asociarme a su circulo y poder vivir la iniciación tan espectacular que realizan a los nuevos. Por ahora ya tengo el pin que me regalaron, ¡empieza el juego!

Compartir es de guapas/os: