¿Por qué crees que a todo el mundo le gusta Papa Noel?

La respuesta es fácil, siempre muestra una imagen agradable para todo el mundo.

Sin decir una palabra, puedes crear vínculos emocionales con las personas cercanas, sobretodo si sonríes y les miras.

Estas navidades haz como Papa Noel, crea un ambiente armónico y placentero, con estos consejos:

  1. Sé puntual

A nadie nos gusta que la persona con la que hemos quedado llegue tarde. Si a ti te molesta, a los demás también, por lo que tómate el tiempo suficiente para llegar a la hora. Sobretodo si has quedado para cenar y tus anfitriones tienen el detalle de cocinar, no vaya a ser que todo el cariño que han puesto se enfríe por tu retraso.

  1. Mira a los ojos

A tus seres queridos les gusta que les mires cuando están hablando, muestra atención con una mirada cálida, no frunzas el ceño. Mirar a la persona a los ojos mientras le hablas, muestra acercamiento, pero si es constante puede llegar a molestar, por lo que cambia la mirada a diferentes puntos de la cara, ojos, frente, nariz, boca.

  1. Gestos acompasados

Saluda con un apretón de manos firme, pero no aprietes demasiado, transmitirás buenas intenciones y afecto. Si no sabes cómo hacerlo, imita el apretón de manos que estás recibiendo, transmitirás igualdad y sincronía. Muestra las palmas de las manos, así parecerás cercano y sincero. Si acabas de conocer a alguien no le saludes con un apretón de manos doble, utiliza solo una mano, aunque quieras ser efusivo y cálido caerás en todo lo contrario.

  1. Sonríe

Sonríe al llegar, sonríe al conversar, sonríe al marchar. Mantén una expresión agradable para transmitir sociabilidad, amigabilidad y humildad, no hay nada que cree una mejor impresión que una gran sonrisa. Sonríe por dentro y verás la buena acogida que recibes. Vigila no cambiar de una expresión sonriente a una seria de forma brusca, ya que transmitirás embuste y falsedad.

  1. Postureo

La postura es importante para mostrar cercanía, confianza y familiaridad. Sitúa los brazos a los lados, mostrando el torso, no los coloques encima del pecho. Mantén una postura relajada, siéntate recto, con las piernas algo separadas, sin tensiones, así mostrarás ganas de entablar una conversación, te verán amable y atento.

  1. Cede la palabra

Habla lo justo, no acapares la conversación con tus vivencias y anécdotas. Céntrate en saber cómo le va a los demás, si te muestras empático y consigues ver las cosas desde el punto de vista del otro, darás una buena impresión y caerás mejor. Una conversación amena y distendida suele tener un intercambio de palabras cada 30 segundos.

  1. Sé tú mismo

No pretendas mostrarte de una forma que no eres, seguramente se notará. Simplemente sé tú mismo. Seguro que tienes algo único que los demás no tienen que causará curiosidad ellos. Valorarte, si confías en ti mismo, tu cuerpo y actitud lo transmitirán y los demás lo percibirán así. Procura no exagerar demasiado, no caigas en mentir, porque si te pillan te etiquetarán de mentiroso y esa percepción será difícil de cambiar ya no solo durante toda la velada sino en próximas celebraciones.

  1. Sé positivo

Tu actitud se transmite en todo lo que haces. Habla de temas positivos, deja las preocupaciones y despropósitos para otro momento. Utiliza palabras positivas, agradables y armónicas. Si recibes alguna crítica, no te pongas nervioso mantén tu actitud positiva, piensa que es una forma de aprender con los demás.

  1. Camina confiado

Si andas con seguridad demostrarás que quieres estar en ese evento, que te apetece compartir un buen rato con las personas que te rodean, por tanto, no arrastres los pies emitirás todo lo contrario pasotismo y desinterés.

  1. Sé sociable, amable y humilde

La humildad es el mejor aliado a tener en una celebración, con ella se transmite sosiego, amabilidad y confianza. Intenta no parecer arrogante, ni tener mucho ego, porque puedes provocar rechazo sobre las personas. Muéstrate abierto humilde y respetuoso, caerás bien y serás aceptado desde el primer momento.

  1. Déjate ver

Si quieres que los asistentes recuerden tu presencia, muévete, habla con todo el mundo, sino es tu forma de ser, permanece en un lugar donde todos te vean y serán los demás quienes se acercarán para hablar contigo y entablar una conversación.

  1. Ten las manos libres

Evita tener muchas cosas entre las manos. Solemos caer en el error de llevar con nosotros una copa, un plato con canapés, el móvil, el bolso y todo haciendo equilibrios y malabarismos para que no se nos caiga. Esto hace que las demás personas no se acerquen a ti, te dejen espacio para gestionar todo lo que tienes entre manos, por lo que no invitas a la comunicación sino que puedes parecer patoso y causar rechazo. Dentro de lo posible intenta mantener la mano derecha libre, para poder saludar y no manchar a nadie en el intento.

  1. Respeta las distancias

Deja una separación adecuada entre tú y las personas con las que vas a hablar, así no se sentirán presionados con tu presencia, sino que se sentirán seguros y en confianza. Cuando la conversación sea agradable y fluida, se irán acercando y acotando las distancias.

  1. Muestra una imagen adecuada

Cuida tu aspecto, por la imagen que transmites, los demás percibirán que esa celebración te apetece, por eso te has tomado tu tiempo en vestirte para la situación y tener un buen aspecto, para ir acorde con el interés que tienes por estar con las personas queridas.

En estos días de celebración y unión con los seres queridos, si sigues estos consejos lograrás tener unas fiestas agradables, en armonía y llenas de felicidad.

Compartir es de guapas/os: